miércoles, 16 de septiembre de 2009

Ray Harryhausen en Animadrid 2003

Tuve la enorme suerte de conocer en persona al maestro Ray Harryhausen en la presentación en Madrid, celebrada en la sede de congresos, de la 3ª semana de cine fantástico y de terror de Estepona (2002) donde se le celebraba un homenaje. Fue una presentación de un numero muy reducido de periodistas de diferentes medios y confieso que me considere un privilegiado al poder estar con Ray a solas en la recepción de la sala y charlar con mi gran idolo durante mas de 15 minutos. Un dia inolvidable. Me facilito una tarjeta personal, corregida por su puño y letra, con su dirección y teléfono en Londres y estuvimos comentando en “,Monster World” nº 5 que le regale...no pudo soportar soltar una carcajada al ver las fotos de algunos monstruos de los 50 creados por Paul Blaisdell y decir...¡¡Horrible!!...¡¡Horrible!!. Me maravillo su forma de ser, tal sencilla y humilde y unos hojos que reflejaban lo buena persona que es...por no decir de sus enormes manos cuando me estrecho la suya para presentarnos... son enromes!!, me preguntaba como unas manos tan grandes pudieron animar unos modelos tan delicados. Pudimos “secuestrarlo” y entrevistarlo para el próximo numero del fanzine, que después le mande, y fui testigo de como se encontraban por vez primera Paul Nashy y Ray, dos monstruos del genero sin duda. Las fotos juntos que me realice aquel día sufrieron unmortal accidente, mi hija mayor con 2 años me relevo el carrete por un descuido mio. Menos mal que conservo en cinta VHS la grabación del encuentro.
No pensaba que volvería a ver en persona a Ray, debido ya a su elevada edad y su poca predesposicion a viajar, pero al año siguiente fue meritorio de otro maravilloso homenaje en esta ocasión en Pozuelo de Alarcon (Madrid). Fue mi segunda ocasión de poder ver en persona a Ray y así fue. Claro esta que no fue lo mismo que la primera vez. Mucha mas gente, menos intimo, era fantástico ver a tanto fan de Ray junto, intercambiando opiniones y charlando de sus películas.
En realidad Ray fue a presentar su ciclo, que por cierto fue seleccionado por el mismo y acudía a las proyecciones para presentarlas llevándose un gran disgusto cuando el la dedicada a “20 million milles to earth” (1957-Nathan Juran) la película se quemo literalmente y se tuvo que suspender la proyección, y la edición de su nuevo y esperado libro “Ray Harryhausen and animated life” (Aurun, Ray Harryhausen y Tony Dalton). Una delicia de libro que tras la presentación y la posterior charla y rueda de preguntas me dedico junto a un programa doble original de la época de “Simbad y la princesa”. Recuerdo un tipo pintoresco, a modo de anécdota, que se consideraba devoto incondicional de Harryhausen asta el punto de haber sacrificado a sus amigos y familia por ello, nos conto el mismo en las puertas de la sala de prensa mientras esperábamos para poder entrar, cosa que el no pudo resistir y entro sin permiso ante el asombro de todos los asistentes. Lo dejemos estar pero durante la rueda de preguntas el tipo “solto” una delicia de pregunta...”señor Harryhausen...¿alguna vez usted a pensado en vender sus modelos?”...enseguida Ray exclamo un clarisimo y rotundo “ ¡No!...o dios mio!!...mis hijos no!!” ante las carcajadas posteriores del respetable. Comento, eso si, que Forrest Ackerman si vendió parte de su colección, entre las que se encontraban algunos modelos de Ray, a Peter Jackson y otros coleccionistas, pero que el no vendía a sus criaturas. La mesa estaba compuesta por Jesus Palacios y Roberto cueto. El momento mas excitante de la presentación fue cuando Ray saco un pequeño ataúd y lo abrió extrayendo de su interior uno de los esqueletos de “Jason y los argonautas”. Mi impulso a sacar la camara y acercarme para fotografiar esta maravilla fue automático. Detrás de mi docenas de flashes de otras cámaras se abalanzaron, pero yo estaba en primera fila. Ese día me acompaño Julio Sari, y ya es raro pues el no acostumbra a viajar a actos de este tipo, pero Ray era una excepción de peso. Los dos con la cámara a destajo asta que se acabaron los carretes. Tambien saco Ray de una bolsita otro modelo. Un raro modelo del diminuto dinosaurio que devora Gwangi en la primera escena que aparece en la pelicula “The valley of Gwangi” (1968-James O'Connelly). Estabamos impresionados. Sin duda el viaje a Madrid para estar con Ray mereció la pena.
Ya de vuelta a Zaragoza saboreamos el “Animated life”, pero a mi aun me deparada el destino otra pequeña sorpresa. La edición que yo compre y me firmo Ray estaba con un fallo de edición, faltaban capítulos y repetían otros. Baya putada!! ...pensé yo. ¿Pero?..¿Cuantos libros como este firmados y con fallo de imprenta habrá en el mundo?. Me lo volví a comprar (mas caro).

Las fotos que publico a continuación son la sesión completa de aquel 8 de Diciembre del 2003 a las 6 de la tarde. Algunas ya las habréis visto publicadas pero muchas no.
Espero os gusten.

El ciclope.

























Julio Sari muestra orgulloso su "Animated life" en la rueda de firmas


David Garcia regala un ejemplar de "Monster World" a Ray

5 comentarios:

  1. Estan geniales las fotos!

    Como unica pega la marca de agua que las afea un poco.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Adrian!...lo de la marca de agua tiene explicacion, uno se cansa de currar con el escaner para que luego otros solo tengan que descargarse el material y publicarlo en otro sitio. A si por lo menos que se lo curren para quitarla si quieren. Quien me conoce sabe que si necesita algo solo tiene que pedirmelo.Parece egoísta por mi parte y lo siento, procurare desimular la marca.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. De todas maneras solo aparecera la marca en material que sea de mi propiedad. Prometo muchas sorpresas!!

    ResponderEliminar
  4. Ok tio, haber si busco un rato para hablar de este pedazo de blog que promocionacé con entrada en los próximos días. Sin duda una pasada el material que estas colgando.

    Por cierto hay que enterarse si vendrá el propio Ray a La Coruña para presentar su exposición, porque de ser así estaría bien hacer una quedada...

    ResponderEliminar
  5. Yo obtuve dos autografos de Ray... y hasta le di un beso en la calva.

    ResponderEliminar